top of page
Buscar

Afirmaciones: Preparando la llegada de una hermana o un hermano



Prepararse para la llegada un nuevo bebé incluye que, desde nosotras hasta cada uno de los miembros de la familia, nos adaptemos a nuevos ritmos, nuevos sonidos, nuevas tareas, nuevas formas de transcurrir los días y las situaciones que se van presentando para cada uno de nosotros…


Todos estos cambios pueden ser difíciles de manejar para las hermanas y los hermanos mayores. Pueden sentirse entusiasmados pero también es común que sientan celos o resentimientos y reaccionen de un modo que a veces no podamos comprender o contener si no estamos preparadas...


Los hermanos mayores tendrán que aprender a compartir tu amor y atención con el nuevo bebé. Este puede ser un gran paso, especialmente si tus hijos aún son pequeños ya que pueden sentir que están siendo desplazados del centro de atención…


Pero podemos dar algunos pasos para preparar a nuestros hijos mayores con anticipación y ayudarlos a sentirse incluidos en el proceso.


Sigue estas afirmaciones como invitaciones… simples sugerencias que puedes incorporar en el proceso de preparar a tu niña o niño que pronto será una hermana o un hermano mayor…


Encuentra una posición cómoda…


Comienza a observar tu respiración…


Inhala y exhala con consciencia.


Siente el aire entrar por la nariz y la boca… llenando tu cuerpo… calmando tu mente… permitiéndote estar presente…


Exhala el aire por la boca… tómate tu tiempo… disfruta de las sensaciones en tu cuerpo….


Escucha estas afirmaciones… estas sugerencias e imagina aquellas con las que te sientas más cómoda y creas que te ayudarán a preparar a tu pequeño, tu pequeña para la llegada del nuevo bebé…



Me siento lista para acompañar a mi pequeña o mi pequeño en su camino a convertirse una hermana o hermano mayor…


Puedo entender que tal vez no le será fácil compartir el amor y la atención que le proporciono de manera exclusiva…


Mi pequeña, mi pequeño irá aprendiendo conmigo cómo cuidar y amar a este bebé que está por llegar a nuestra familia…


Mientras esperamos a que nazca, podemos encontrar momentos de juego donde le mostraré todos los cuidados que requiere su nueva hermanita o hermanito… Podemos jugar a que me ayuda a cambiar los pañales, a darle el baño, a vestirlo o que me alcanza aquello que crea que el bebé necesita para calmarse…


Puedo hacer que mi pequeña, mi pequeño se sienta parte de cada instante desde la espera hasta la llegada del nuevo bebé… Puedo hacer que nos ayude a elegir el nombre… a elegir su ropa… algún juguete con el que dar la bienvenida a su hermana o hermano…


Puedo crear momentos con mi pequeña o pequeño para compartir a solas y mantener este ritual también cuando nazca el bebé… Leer un libro… Ir al parque… Jugar con presencia así sea por unos minutos… Sé que lo ayudarán a sentir estabilidad y que la atención también es para él o ella…


Podemos leer cuentos sobre bebés… Puedo mostrarle fotos de cuando él o ella eran bebés y contarles historias de cómo eran entonces…


Puedo contarle que un bebé no sabe decir palabras… que muchas veces llora para contarnos si tiene hambre, le duele algo o está incómodo… Así lo prepararé para

Puedo dejarle tocar la panza para que sienta los movimientos del bebé… Que le diga a su hermanita o hermanito cómo se siente con su llegada…


Si tiene miedos o angustias, puedo explicarle con amor y cariño que no debe preocuparse, enfocándome en los aspectos positivos de tener una hermanita o hermanito a quien amar…

Podemos compartir con otras familias que tienen un recién nacido para mostrar a mi pequeño, mi pequeña cómo es la vida con un bebé pequeñito que duerme la mayor parte del tiempo y que tiene sus necesidades de cuidado y amor…


Puedo pedir a los familiares y amigos que reconozcan que mi pequeña, mi pequeño necesitan tanta atención como el nuevo bebé…


Puedo abrazarlo e incluirlo cuando alimente a mi bebé… Teniendo un libro o juguete a mano para que pueda participar desde su propio mundo en ese momento tan sagrado…


Puedo entender que tenga actitudes regresivas buscando llamar la atención… Sólo tendré calma y confianza y le daré el cariño que necesita para sentirse seguro, segura de que también tiene toda mi presencia…


Puedo abrazarla, abrazarlo… llenando de cariño y asegurando que se sienta amado, amada con la misma presencia que antes del nacimiento del nuevo bebé.


Confío en mí misma y en mi amor que hará que mi pequeña, mi pequeño se adapte a la llegada de su nuevo hermanito, hermanita con calma, con aceptación y con alegría…


Namaste


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


nombre.png
bottom of page